¡¡ESCONDE EL FUERTE FONDOS FEDERALES 2017-2018 Y ARRIESGA LOS DE ESTE AÑO!

El Fuerte.- Recursos federales del Fondo de Aportaciones para la Infraestructura Social extrañamente no han sido aplicados por este ayuntamiento y con ello pone en peligro el paquete programado y requerido para este año y que alcanzaría los 66 millones de pesos.

Según investigaciones de El Fogonero, de los dineros recibidos para ejercer en 2017 esta administración no ha informado a la Federación y a las Auditorías Superiores en dónde quedó ese recurso y millonarios saldos del 2018 son retenidos por el tesorero municipal Esteban Moreno Gámez con el pleno conocimiento de la alcaldesa Nubia Ramos Carvajal.

Para el ejercicio 2017 este municipio recibió una partida de alrededor de 56 millones de pesos, etiquetados para obras de beneficio social en comunidades pobres y el mismo FAIS le autorizó aproximadamente 60 millones para el 2018, cuyo monto total no ha sido aplicado ni explicado a las fuentes de origen.

La Ley de Disciplina Financiera dispone sanciones para los municipios y estados que no aplican o bien ocultan el recurso en cuestión y en el caso de El Fuerte la Federación podría negarle el apoyo que están necesitando decenas de comunidades que viven en el completo atraso.

Dicha Ley ordena que si para el último día de marzo no se aplican o no se explica el destino de esos recursos, el municipio deberá devolverlos a la Federación ya que cualquier desvío o uso de ese dinero en otros rubros es sancionado severamente como delito.

En los montos que no se han aplicado ni explicado se registran obras ya ejecutadas y en pleno goce por los beneficiarios, pero también dineros que no han sido destinados a ningún fin contemplado en el Fondo de Aportaciones para la Infraestructura Social.

Sospechosamente la Tesorería Municipal ha pagado costosas obras por adelantado en un cien porciento que siguen inconclusas y fuera del tiempo establecido en el contrato, como la carretera Huizamara-Ocolome, asignada en 2017 a la empresa “JERAL S.A. de C.V.”, de Raúl López, de Guasave y compadre del tesorero Esteban Moreno Gámez.

Este ayuntamiento registra también observaciones que le hizo la Auditoría Superior del Estado del 2017 sin que a la fecha hayan sido solventadas a sufriciencia.

Dichas observaciones fueron por más de 23 millones de pesos.

  • 3
    Shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *